El alemán y el latín

Para A. Solís

«Aliquando et insanire iucundum est» (Séneca)

Fue en el siglo XIX, mediante diversos estudios comparativos, cuando los lingüistas observaron que todas las lenguas habladas en los territorios que se extendían desde la India hasta el occidente de Europa tenían numerosos rasgos comunes entre sí.

Esto demostró que podían tener un mismo origen: una lengua hipotética a la que se llamó indoeuropeo, que habría aparecido en torno al año 4000 a. C. (aunque existen distintas teorías sobre la fecha).

Según se fueron dividiendo los distintos pueblos, también lo hizo la lengua indoeuropea, lo que dio lugar a varias ramas o familias lingüísticas. De entre ellas, el alemán pertenecería a la rama germánica occidental y el latín a la rama itálica.

Las lenguas indoeuropeas modernas han perdido la mayoría de sus rasgos comunes; sin embargo, todavía conservan restos morfosintácticos y gramaticales que permiten entrever su mismo origen.

Por ejemplo, tanto el alemán como el latín son lenguas flexivas, nominativo-acusativas y poseen género y número gramatical.

En cuanto a la influencia del latín en la lengua alemana, podemos decir lo siguiente:

  • Aunque el latín dio origen a las lenguas romances europeas (entre las que se encuentran el castellano, el gallego y el catalán), influyó considerablemente en el vocabulario de todas las lenguas modernas, ya que durante la expansión del Imperio romano ganó mucha importancia y fue lengua oficial en gran parte de Europa y África septentrional.
  • El latín fue la lengua culta en Occidente hasta el siglo XVIII, y continuó usándose en toda Europa para la ciencia y la política hasta el siglo XIX.
  • El alemán se escribe con el alfabeto latino —más el carácter añadido ß (eszett)—.
  • El alemán posee numerosos préstamos latinos, tanto directos como traducidos. Por ejemplo, Montag (lunes) es el día (Tag ) de la luna (Mond ), que deriva del mismo nombre en latín: lunae dies.
  • Es habitual que cuando aparece la c en latín, el alemán la cambia por : decretum/Dekret ; vocalis/Vokal.

El latín ya no se aprende como lengua materna, pero continúa empleándose en la enseñanza, congresos y reuniones. Yo misma tuve un profesor que acudía periódicamente a reuniones en las que se hablaba solo en latín. Además, es la lengua oficial de la Iglesia católica, se utiliza para los nombres de la clasificación científica de animales y plantas, y su alfabeto es el más usado del mundo. Incluso existe una Wikipedia en latín.

Es algo parecido a los antepasados. Aunque ya no existan, parte de ellos sigue viviendo en sus descendientes.

Más información sobre los cambios fonéticos de las lenguas germánicas (Ley de Grimm), aquí.

Imagen: http://www.pinterest.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s